INCREPAN A AMLO SOBRE PRECARIEDAD LABORAL DE PERIODISTAS

share on:
  • De la precariedad laboral en medios de comunicación

Ella es Lucía, la reportera potosina que increpó al presidente, Andrés Manuel López Obrador, en la conferencia del viernes pasado realizada en San Luis Potosí.

Lucía López Mendoza, lo cuestionó acerca de la precariedad laboral que enfrentan los periodistas de todo el país. Sin prestaciones de ley, ni salarios dignos y menos estabilidad laboral, sutilezas que goza cualquier trabajador de gobierno o funcionario.

Es un tema que ningún político quiere abordar, por temor a ser atacado desde “arriba”, por los dueños de las grandes empresas. Precisamente, López Obrador mencionó ese punto, “unos son los altos”, haciendo referencia a los poderosos dueños, “otra cosa son los periodistas, fotógrafos, camarógrafos.” Después, como ya es cotidiano, el presidente cantinfleó “si respetamos a los de arriba…”

El mandatario nacional,  explicó a la reportera, que su gobierno “no se descarta auspiciar” y enfatizó “auspiciar, no promover” la conformación de un “sindicato o una asociación de periodistas (…)  con un salario profesional, seguridad social, protección.”

López Obrador, señaló que la labor del periodista “es muy noble.” Y aseguró que en su administración “no hay censura, ni represión.” Dijo vagamente “que se tratará el tema.”

Y cito aquí la nota que escribió el compañero, José Gutiérrez Guillén, donde compara lo expresado por AMLO con una promesa de Carlos Salinas de Gortari, hace treinta y dos años se comprometió a dar a los periodistas un salario acorde a lo profesional, relata Gutiérrez Guillén que esa promesa se quedó en una buena intención y señala como posibles responsables a los dueños de revistas, periódicos, televisoras y ahora portales web.

Un análisis del Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS) y Reporteros Sin Fronteras, señala que existe una disparidad entre el crecimiento económico de los medios de comunicación y la precariedad de los periodistas.  En los  datos se mencionan a “once grupos empresariales que controlan la difusión de información en México, entre estos se encuentran los potosinos Miguel y Pablo Valladares de la Editorial Mival, con el Periódico Pulso y Huasteca Hoy.

Otros propietarios de medios en SLP, “influyentes y poderosos” relacionados con partidos políticos son, el ex senador Teófilo Torres Corzo y su hija Carmenchu Torres Vilet, con Plano Informativo y Quetal Magazine, Carlos Torres Corzo y su hijo Carlos Rodríguez con Global Media, Vive Canal y Radio, Luis Antonio Mahbub con el Canal 7, Gilberto Solís de MG Radio, Alejandro Villasana de El Heraldo y José Morales Reyes de Canal Trece. También las empresas como El Universal, OEM, TV Azteca y Televisa, siguen la misma línea.

Uno de los magnates antes mencionado, suele decirle a su personal de  recursos humanos “busca un muertito de hambre,” refiriéndose a un periodista.

A pesar de sus fortunas, los dueños de medios de comunicación, pagan a sus periodistas salarios precarios. Indeed señala  en su último informe (29 de febrero 2020) que un periodista gana al mes  cinco mil ciento noventa y cinco pesos, es la media salarial en todo el  país. La  estimación se basó en ciento tres salarios de periodistas contabilizados durante treinta y seis meses. Además,  indica que la permanencia típica del periodista en cierto medio de comunicación es de sólo un año.

A la desigualdad laboral que viven los y las periodistas (de SLP)  se le añade la inseguridad, porque el ser periodistas en estos días, es un trabajo riesgoso, agresiones, acoso, ciberacoso y hasta la muerte. Artículo 19 contabilizó del 2000 a noviembre 2019, un total de ciento treinta y un periodistas asesinados, 10 eran mujeres y por supuesto, los casos, en su mayoría nunca se esclarecieron.

El último balance de Reporteros Sin Frontera, coloca a México entre los países más letales para periodistas, sólo por debajo de  Afganistán y Siria, “Si los periodistas cubren temas relacionados con la corrupción de las autoridades (sobre todo los gobiernos locales) o con el crimen organizado, padecen intimidaciones, agresiones, pueden ser asesinados a sangre fría. Numerosos periodistas han desaparecido en el país; muchos otros se han visto obligados a exiliarse para ponerse a salvo”, refiere en su análisis de la situación del país.

Ante un panorama hostil, varios periodistas alzan la voz para que sus derechos laborales sean respetados y se dignifique el trabajo, sólo es necesario que un gobierno haga cumplir la ley a esos magnates de comunicación. Mientras eso se logra, agradecemos a todas esas voces que se alzan en nombre de este gremio, como la reportera Lucía que increpó a Obrador.

Ana Dora