Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

LOS NUEVOS PROYECTOS INMOBILIARIOS E INDUSTRIALES, LA UTOPÍA DEVASTADORA

Colaboración

Comunidad San Juan de Guadalupe

Lectura de reflexión

Desde Minera México hasta Villa de Reyes, de polo a polo más de 80 kilómetros de intercomunicación. «nuestras fábricas con nuestras residencias» argumentan los barones de la tierra como una imperiosa necesidad.

Un proceso que involucra el proyecto Metropolitano de Xavier Nava y relaciona a Méxquitic, Villa de Arriaga, San Luis Potosí y Villa de Reyes.

El tiempo empezará a jugar su papel en el 2020, por eso la urgencia de tener aprobaciones y adecuaciones a más tardar en febrero del año 2020.

Sin embargo el choque de trenes con el Gobierno Federal puede establecer la diferencia.

De acuerdo a lineamientos establecidos por el Registro Agrario Nacional y Semarnat, para fraccionar el uso común de los núcleos agrarios es necesaria una autorización ambiental en materia federal y en este sentido dicha cuestión es imposible obtener sobre áreas protegidas.

Dice la circular DJ/RAN/I-18 se establece:

Primero. – Los trámites que tengan por objeto calificar la legalidad de las asambleas de ejidatarios en la que se determine el cambio de destino de tierras de uso común a áreas parceladas, requerirán para su calificación registral el dictamen u opinión de la dirección General de gestión forestal y de suelos de la Semarnat.

Segundo. – El dictamen técnico catastral que emita el registro agrario nacional, por conducto de la dirección General de Catastro y asistencia técnica deberá considerar la opinión o dictamen de la dirección General de gestión forestal y de suelos y será negativo en los casos y para las superficies o parcelas que, conforme a dicha opinión o dictamen, determine la existencia de bosques o selvas.

Estas áreas con determinación proteccionista no pueden ser revertidas en su contenido ecológico. Los opositores tienen listo el dique ambiental, la resistencia agraria y el apoyo social. Como ejemplo es el carácter de área natural de protección al patrimonio paisajístico y recarga (AN-PPRE) establecida en el Plan de Centro de Población Estratégico de San Luis Potosí, que define de esta forma las tierras pretendidas por el Grupo Espacios del Horizonte e Inmobiliaria Reserva.

Compartir nota:

Notas relacionadas