viernes, 02 de junio de 2023

LOS MILAGROS SÍ EXISTEN, NACIÓ EN EL HOSPITAL CENTRAL


  • La historia de una bebé que nació prematura, pasó un proceso de tratamientos y ahora está en casa con su familia.

En julio del año pasado, en el Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto”, de la capital potosina, nació una bebé extremadamente prematura, pesó 670 gramos, su madre solo la tuvo veinticinco semanas de gestación.

La pequeña, fue nombrada Milagros y su pronóstico de vida era muy poco favorable, por se runa bebé prematura, tenía varios problemas de salud.

Milagros fue operada del corazón, sufrió procesos infecciosos, desarrolló problemas pulmonares, entre otros padecimientos que amenazaban su frágil vida.

Su familia jamás perdió la esperanza, a pesar del panorama desalentador que persistía, su familia nunca se rindió, estuvieron a su lado en todo momento, entregándole todo su amor y dedicación para ver a su pequeña crecer.

También fue loable lo que el personal del Hospital realizó, con dedicación y esfuerzo, se esmeraron día a día para que Milagros pasara cada difícil momento. En colaboración médicos del Servicio de Neonatología, Residentes Médicos, Médicos de otras Subespecialidades, y el tratamiento profesional y especializado por parte de enfermería y acompañamiento de su familia lo graron que la pequeña que nació de unos gramos, sobreviviera a los padecimientos.

Advertisement

Cuatro meses después, en diciembre 2019, Milagros fue dada de alta sin ningún daño neurológico.

Hoy está en su hogar, su pasión por la vida, el amor de su familia, son ejemplos para muchos que solemos no valorar la vida.