Retornan a la Alameda los feriantes, Coepris se negó a regular este giro comercial

share on:
  • Ante la imperiosa necesidad de obtener ingresos, después de meses sin poder trabajar, decidieron volver a encender los juegos mecánicos.
  • Al no ser regulados por la autoridad estatal, ellos mismos aplican sus medidas sanitarias.

El sábado por la noche, se encendieron después de tres meses se volvieron a encender las luces de los juegos mecánicos de instalados en la Alameda de la capital de San Luis Potosí.

Desde que se declaró Emergencia Sanitaria, fueron suspendidas actividades no esenciales, entre esas, la de los feriantes, sin embargo la autoridad no reparó en que son decenas de familias las que se sostienen en esas ferias de barrio.

Manuel Pedroza, integrante de Federación de Comercios en Pequeño (FECOPE), nos dijo que decidieron retornar a raíz de que la autoridad estatal a través de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS) jamás les brindó respuesta, “anduvimos tocando puertas, en Coepris nos dijeron que no nos podían decir, porque no nos tienen en su padrón.”

Explicó que por esa razón y por la necesidad de conseguir sustento económico para decenas de familias que se dedican a las ferias, volvieron a instalarse y aunque no hay alguna autoridad de salud que los regule, ellos mismos aplican medidas sanitarias, han colocado como en los tianguis, baldes con agua y sanitizante, además limpian los juegos cada vez que finaliza una ronda o que son ocupados por los niños, a manera de broma dice don Manuel, “que no haya aglomeraciones, pero como se da cuenta, casi ni tenemos niños,” habiendo en ese momento alrededor de diez niños en todo el espacio de la feria.

 Y hasta ese momento, casi las nueve de la noche del sábado, “no hemos tenido visita de inspectores”, añadió el señor Manuel.

En estos meses de pandemia, sin poder trabajar, las “fiestas patronales están suspendidas,” dicen que “sobrevivieron de milagro”, aunque señalan varios de ellos que recibieron apoyo del gobierno municipal con apoyos alimentarios, “el ayuntamiento nos dio despensas,  no todos pero a la mayoría.”

Aunque obtuvieron ese beneficio momentáneo, comentan que “no es suficiente la gente necesita trabajar (…)  son muchas familias” las que se sostienen con las ferias, entre juegos mecánicos, puestos de golosinas tradicionales y de juegos como las canicas. Además de que son varias ferias las que se instalaron en diversos puntos de la ciudad, como en la colonia Satélite.

Con música de barrio, luces y los motores de juegos mecánicos encendidos, Manuel  nos dijo “ya estamos trabajando, ahí de poquito, ya cada quien se lleva algo para su casas.”