“Letra muerta” el nuevo Protocolo de Hostigamiento y Acoso Sexual para dependencias gubernamentales SLP

share on:
  • Explica Marichuy, una víctima de acoso sexual, que nunca se aplican los protocolos de protección a la víctima.
  • Apenas la semana pasada fue publicado un manual de actuación para casos de hostigamiento o acoso sexual en dependencias estatales.

El Instituto de las Mujeres del Estado de SLP (IMES), es la instancia encargada de observar el cumplimiento del Protocolo de Intervención para casos de Hostigamiento y Acoso Sexual en las dependencias gubernamentales, documento que recién publicado en el Periódico Oficial.

Este Protocolo está dirigido a todas las personas que laboran en las instituciones de gobierno, incluidas las que lo hacen de manera externa, bajo un contrato de honorarios o desde en outsourcing, como es el caso del personal de limpieza.  Señala una serie de pasos que se deberán cumplir cuando se presenten casos de hostigamiento o acoso sexual.

El primer contacto con la víctima será a través de los Comités de Cultura Institucional, órganos de asesoría integrado por los trabajadores de cada dependencia.

Después la  Unidad para la Igualdad de Género, conformada por organismos institucionales como CEEAV, IMES y CJM, que deberán de brindar atención especializada a la víctima; esta Unidad también estará encargada de instrumentar las campañas de sensibilización, denuncia y conocimientos para combatir la violencia laboral, hostigamiento y acoso sexual.

El Protocolo señala la  no revictimización, además de aplicar medidas de protección internas para las víctimas de hostigamiento y acoso sexual, con la reubicación física de la Unidad Administrativa, o el cambio de horario de trabajo de la víctima o de la persona presuntamente responsable. La respuesta a una denuncia, deberá atención en  un plazo no mayor a 3 días hábiles para turnar el caso al Órgano Interno de Control.

La opinión de una víctima.

María de Jesús Armendáriz Prieto, conocida como Marichuy, trabajadora de gobierno del estado, en la Secretaría de Desarrollo Urbano, Vivienda y Obras Públicas (Seduvop), sufrió  en el año 2013 acoso sexual por parte de su compañero y representante del SUSTGE, Juan Martín Gatica Izaguirre, su caso sigue impune.

Marichuy compartió su opinión respecto al reciente Protocolo del  IMES.

“El IMES es puro dinero para el gobernador, porque él maneja el presupuesto, al gobernador no le interesan las mujeres”, externó Marichuy con decepción.

Recordó que “ya había un protocolo con Andrea Saldaña Rivera como titular del Instituto de las Mujeres”, en ese entonces “me le dijo -mijita y nosotros que quieres que hagamos-“ respecto a su situación de acoso.

Han transcurrido casi 8 años  “de lucha y al día de hoy no ha obtenido justicia”, pues su violentador continúa laborando sin ninguna sanción, al igual que el secretario de la Seduvop, Leopoldo Stevens Amaro “a Stevens no lo tocan.”

Para Marichuy el nuevo Protocolo no representa un mecanismo que mejore su situación, “son papeles, te topas con autoridades que no lo aplican, deben aplicar los protocolos y las leyes, porque a las víctimas nos deja en estado de indefensión.”

Después de ejercer acciones legales contra la persona que la violentó, pasaron varios años, tuvo que encadenarse,  fue relegada laboralmente, y aún así, dice que el proceso la hizo más fuerte, por lo que recomienda a las mujeres “que no se dejen”.

Reiteró que el nuevo Protocolo no le será de ayuda,  y que espera se haga justicia, que su agresor no continúe trabajando en instituciones de gobierno.

Finalmente, dijo que como víctima de acoso, al denunciar,  fue señalada por sus compañeros “me tacharon de lo peor, no se vale, a uno que denuncia lo tachen de lo peor”, a pesar de todo continúa su lucha hasta obtener “justicia”, pero no espera que el documento del IMES sea de ayuda o aporte ayuda a las mujeres que sufren acoso u hostigamiento sexual dentro de las dependencias.

En SLP no existe hasta el momento, información o cifras de casos de acosos u hostigamiento sexual. Las únicas cifras se presentan a través de Instituto Nacional de las Mujeres, los datos arrojan información referente al 2018:

En 2018 se registraron un total de 211 denuncias por presuntos casos de hostigamiento sexual o acoso sexual en 63 instituciones federales.

En el año 2017 se registraron 145 denuncias por presuntos casos de hostigamiento sexual o acoso sexual, en comparación con 211 casos presentados en 2018, lo que significa un incremento del 45.5%.

Acá puedes leer el nuevo Protocolo