22 feminicidios en SLP podrían estar relacionados al crimen organizado

share on:
  • Las muertes violentas de mujeres relacionadas con el narcotráfico suelen no ser investigadas bajo el protocolo de feminicidio.
  • Las víctimas son criminalizadas, por estar relacionadas con el narco, y no siempre de manera directa.

En un lapso de ocho meses,  22 mujeres fueron asesinadas en condiciones relacionadas al narcotráfico en el estado de San Luis Potosí.

Es decir, por mes se cometieron casi 3 feminicidios relacionados al crimen organizado, una cifra alarmante que las autoridades no informan, porque no existe un diagnóstico que tipifique un feminicidio por causa del narcotráfico, es aún una problemática invisible.

Y aunque, la Fiscalía aplica protocolo de feminicidio en cada muerte violenta de mujeres, en el proceso de investigación el tipo penal se modifica, las mujeres suelen ser criminalizadas y jamás encuentran justicia.

El Código Penal Federal, señala que, privar de la vida a una mujer por razones de género ocurre cuando  (…)  existe, o haya existido (…) subordinación, o superioridad, entre la víctima y el agresor; signos de violencia sexual de cualquier tipo; la víctima tenga lesiones, o mutilaciones infamantes o degradantes, que esos signos marquen que haya la víctima haya  sufrido, que existan antecedentes de cualquier indicio de amenaza, que la víctima haya sido incomunicada, o privada de su libertad, y que el cuerpo de la víctima sea expuesto de cualquier forma, depositado, o arrojado en un lugar público. Todo lo anterior enmarca perfectamente un feminicidio por crimen organizado.

La Fiscalía General del Estado de SLP (FGE),  informó que, del 1 de  enero al 10 de agosto, se registraron 35 muertes violentas de mujeres en todo el estado, de los cuales sólo  18 casos se  investigan bajo protocolo de feminicidio.

En esta investigación periodística detectamos que de las 35 muertes violentas que informa la FGE, 22 tienen circunstancias particulares que podrían relacionarse con el narcotráfico, y sólo 5 son investigadas con perspectiva de género, aunque eso no garantiza que las víctimas obtengan justicia.

La investigadora María Salguero, en entrevista para Insigh Crime* explica las características específicas en un feminicidio generado por narcotrafico. Particularmente, si durante el hecho delictivo hubo presencia de sicarios, si el cadáver fue abandonado en alguna zona con antecedentes de otros cadáveres, es decir,  que sea un lugar recurrente, o si hubo algún mensaje, si la víctima murió por tiro de gracia, incluso si el feminicida forma parte de un grupo delictivo, todas las anteriores son circunstancias de feminicidios perpetrados desde grupos criminales. Y actualmente en SLP  hay 5 cárteles que pelean la plaza.

22 feminicidios posiblemente relacionados con el crimen organizado, estos son nuestros datos:

El 28 de enero en la capital potosina, fue hallado el cadáver de una chica, envuelto en una cobija cerca del Hospital del Niño y la Mujer. El cuerpo tenía marcas de violencia y un disparo. El terreno baldío donde fue ubicado se encuentra a metros del Periférico y es una zona donde constantemente son abandonados cadáveres. Este caso es investigado bajo el protocolo de feminicidio.

También en enero en Ciudad Valles, fue hallado el cadáver de una mujer  en la habitación de una casa de huéspedes. Igualmente fue investigado con protocolo de feminicidio.

El 10 de febrero en el municipio de Ciudad Fernández en el camino Santa Anita de la colonia  Campestre Gama fue encontrado el cadáver de una mujer con señales de tortura y una cartulina con mensaje delictivo. Días antes en ese mismo lugar había sido abandonado el cadáver de un hombre.

En Villa de Arriaga el 14 de febrero, en la comunidad Tepetate fue abandonado un cadáver calcinado con señales de tortura, al principio se desconocía el género, después se supo que se trataba de una mujer.

El 10 de marzo, dispararon contra una mujer y un hombre que se encontraban en la colonia Tercera Chica del Barrio de Tlaxcala. Al día siguiente, en la Prolongación Salk cerca de la empresa Bachoco, fueron hallados un hombre y una mujer heridos por arma de fuego, la mujer había muerto, mientras que el hombre murió al ser trasladado en la ambulancia. La zona tiene trascendencia porque suele haber hallazgos de cadavéres.

El 10 de mayo por la noche en el municipio de Tanlajás, en el Barrio La Divina Providencia, fueron ejecutados un hombre y una mujer ella tenía  27 años, algunos medios no mencionan la presencia del hombre. Ese municipio ha registrado varias ejecuciones. Este caso se investiga como feminicidio.

El 28 de mayo en Matehuala una mujer fue ejecutada y su acompañante herido, el suceso fue por la madruga, también se aplica protocolo de feminicidio.

En el mes de junio, en la capital, dos mujeres y un hombre fueron ejecutados en un callejón cerca de la calle Ponciano Arriaga del Barrio de Tlaxcala fue dejada una cartulina con mensaje delictivo.

A finales de junio en Soledad de Graciano Sánchez una mujer fue ejecutada y su pareja herida, por sujetos armados que dispararon varias veces.

En el mismo mes de junio el cadáver de una mujer flotaba en un río de Tamazunchale, la FGE lo investiga como feminicidio.

Un caso poco mencionado en el municipio El Naranjo, el 11 de julio, fue abandonado en la calle un cadáver de una chica de 19 años torturada con arma blanca.

El 13 de julio fueron ejecutados un hombre y una mujer sobre el Periférico cerca del Museo El Laberinto, ambos recibieron disparos en la cabeza, al parecer eran padre e hija.

En Capulines comunidad de la capital potosina, fue hallado el cadáver de una mujer de 45 años, con signos de tortura, atada de pies y manos.

En la colonia Morales, sicarios dispararon contra un hombre y una mujer. Fue el 16 de julio.

En un medio informativo del Altiplano, se menciona que un grupo delictivo dejó el cadáver de una mujer, desnudo y con señas de tortura en un poblado de un municipio. Al respecto no hay información, únicamente sobre el grupo delictivo que predomina en esa región.

El 30 de julio en Villa de Ramos, fueron localizados 2 cadáveres, hombre y mujer, con señales de violencia característicos de narcoejecuciones.

El 31 de julio en la colonia Jacarandas, fue acribillada una pareja, la mujer era conocida con el apodo de la Güera, ambos cuerpos quedaron tirados en el estacionamiento de una plaza comercial.

El 9 de agosto, en Ébano al exterior de un bar fue ejecutada una pareja que estaba en el interior de un vehículo, aún se desconoce la identidad de la mujer.

El domingo pasado, circuló un video donde aparecen varios hombres torturando a una mujer y dos hombres jóvenes al parecer en el municipio de Matehuala. El video es impactante, a la mujer le disparan en ambas manos, la golpean, la torturan y le piden información de una supuesta venta de sustancias ilícitas, a los otros dos hombres los golpean pero es evidente que a ella la lastiman más. Apenas ayer 11 de agosto, fueron hallados dos cadáveres, al parecer  se trata de la mujer torturada en el video. Los cadáveres fueron abandonados en una zona ya señalada como narcofosa en Matehuala.

Estas  muertes con circunstancias específicas del crimen organizado, exhiben la grave problemática que atraviesa SLP. El conflicto entre los cárteles, la marginación, la pandemia, sobre todo la desigualdad, son factores trascendentes en estos delitos.

Al tomar de referencia las 35 muertes violentas que informa la FGE, con las cifras que aquí presentamos, se podría asegurar que más de la mitad de los feminicidios que sucedieron este año en SLP están relacionados con el crimen organizado, situación que sigue siendo invisible para la autoridad.