Suspende DIF terapia especializada a niños y niñas con Trastorno del Espectro Autista

share on:
  • Titular del DIF pretextó la pandemia para cancelar terapias y cerrar el Centro de Autismo.
  • Despiden a terapistas que por 4 años brindaron atención profesional a niños y jóvenes con TEA.
  • Padres de niños con Autismo preocupados porque el Instituto Temazcalli no cuenta con infraestructura ni profesionales para atención de autismo.

El jueves pasado el DIF Estatal emitió un comunicado donde informa el cierre del Centro Estatal de Diagnóstico y Capacitación de Autismo y la cancelación de terapias especializadas que ahí se brindaban, “el Centro de Autismo de DIF Estatal se ha adaptado a la contingencia (…) seguirá brindando (…) atención (…) a través del Instituto Temazcalli”.

Sin justificación, el DIF Estatal despidió al personal especializado que laboraba desde hace 4 años en el Centro de Autismo. Cambió la sede para la atención de pacientes con esta discapacidad, a pesar de que las instalaciones habilitadas en el CREE fueron mejoradas en infraestructura gracias a donaciones de empresas, gestionadas por los padres de los niños que ahí se atendían.
Y lo más grave, sin el consentimiento de tutores ni un diagnóstico previo, el DIF modificó el modelo de tratamiento de mil niños y niñas potosinos con TEA.
Por 4 años el Centro brindó el modelo TEACCH, un programa especializado que “combina aspectos de intervención en desarrollo, educación y enfoques conductuales”, este fue sustituido por “la Guía Práctica Clínica de Diagnóstico y Manejo del Consejo de Salubridad de México”, se podría decir que, DIF Estatal disminuyó la calidad de atención, grave retroceso en el tema de salud y discapacidad, qué vulnera los derechos humanos

  • Testimonio de una madre, su hija tiene TEA

“Es inhumano dejar a los niños a la deriva, deshabilitar un Centro para personas con discapacidad”, lamentó la señora Olivia, madre de Laura, una niña con TEA.
Desde hace 4 años Laura asistía a terapia en el Centro de Autismo, “mi hija avanzó mucho”, señaló la señora Olivia, “hubo una muy marcada diferencia, porque no es solo terapia es capacitación integral”.
Recordó que antes de que iniciara servicios el Centro de Autismo acudió al Instituto Temazcalli, jamás obtuvo atención, “hace años fui a Temazcalli, pero nunca me dieron respuesta”; obtuvo “diagnóstico y tratamiento” hasta que se le atendió en el Centro de Autismo.

Destacó que “el Centro trabaja con toda la familia, cuando se recibe terapia, una terapeuta esta con la niña mientras que otra con los papás”.
Además, brindaba “seguimiento en casa”, incluso “la terapeuta fue a la escuela, la niña avanzó mucho”.
Y es que Laura tiene un IQ por arriba de lo normal en ciertas áreas, la terapia en el Centro “destacó esas áreas y reforzó la parte conductual, es dónde batalla, se desfasa en edades”.
Con el abrupto cierre del Centro de Autismo la salud de su hija podría afectarse, ya que “los niños con autismo son muy rutinarios”, cualquier modificación a su rutina altera su estabilidad, es parte de esta discapacidad, “de verda no tiene una idea lo difícil que es, ante la pandemia hubo que explicarle y trabajar en eso, es en lo que más batallan estos chicos, es de las cosas que más me preocupan”, acotó la señora Olivia.
“Decirle que ya no vamos a ir al Centro que ya no va a estar su doctora”, lamentó.
Narró que “las instalaciones del Centro las habilitamos en conjunto todos los papás, conseguimos empresas que aportaron, es un espacio que nos costó habilitarlo”.
Señaló que el DIF Estatal “no avisó formalmente”, por lo que llamó a Temazcalli no obtuvo respuesta, únicamente le mencionaron que ya no estaría la misma coordinadora, “llamé a un número pero solo nos tomaron datos, nos nos dan razón, que en un mes posiblemente, que ya no va a estar la doctora Abigail”.
Finalmente hizo un llamado a la presidenta del DIF, Lorena Valle Rodríguez, “ella asistió a muchos eventos, conoce y sabe las necesidades de los niños con TEA, que no permita que caigan en manos de gente que no es profesional en autismo, que valore los esfuerzos que se hicimos para habilitar el Centro, que no dejen a nuestros niños en las manos de personas que no saben como tratarlos”.

  • La historia del Centro y algunas irregularidades

El Centro de Diagnóstico y Capacitación de Autismo fue inaugurado el 5 abril de 2016 por la presidenta del DIF Estatal, en palabras de Valle Rodríguez este lugar ofrecería “a las familias con hijas o hijos con Trastornos del Espectro Autista (TEA) un diagnóstico profesional con métodos eficaces de atención, en un ambiente de gran amor y paciencia”. Al no haber un lugar designado fue habilitado un espacio en el CREE de carretera 57.
En febrero de 2017 se publicó la Ley General para la Atención y Protección a Personas con la Condición del Espectro Autista, donde se especifica que el DIF y otras instituciones deberán desarrollar planes, programas y políticas públicas en el tenor de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.
Después, un hecho que llama la atención, en septiembre de 2018 con la presencia del entonces secretario de Salud, José Narro Robles, el gobernador Juan Manuel Carreras López y la presidenta del DIF, “se inauguró el Centro Estatal de Diagnóstico y Capacitación en Autismo y la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes”, así se encabezó el boletín 359 del Gobierno Federal, se añade en el mismo texto que tuvo una inversión de 18 millones de pesos. En las imágenes se observa a las autoridades recorrer el edificio ubicado a un lado del Periférico y no en el CREE, donde originalmente estaba el Centro.
En febrero de 2019, la presidenta del DIF a través de un boletín “resaltó que el Centro de Diagnóstico y Capacitación Autismo DIF brindó atención a más de 700 familias”. Y en abril de ese año aparece en fotografías recibiendo donativo de la empresa Cummins y develando una placa en el Centro de Autismo.
Fue hasta noviembre 2019 que se publicó el Decreto de “creación del Centro de Autismo del Estado de San Luis Potosí, como órgano desconcentrado del Sistema para elDesarrollo Integral de la Familia del Estado, con autonomía técnica y de gestión”, en su artículo segundo se establece, “el Centro de Autismo (…) proporcionar el diagnóstico (…) determinar su atención terapéutica, ofrecer cursos de capacitación con el modelo TEACCH”. Situación que contraviene las nuevas disposiciones en Temazcalli que se rige bajo un modelo multidisciplinario diferente. Además, existe un documento federal avalado por la secretaria de Salud Mónica Rangel Martínez, donde se reconoce el modelo TEACCH como “un programa especializado”, incluso se informa que SLP cuenta con una “unidad de atención”.

Con el Decreto se le otorgó presupuesto propio al Centro, aunque al parecer esto no sucedió, de acuerdo a padres de familia se seguían cobrando cuotas simbólicas para el sostén del mismo Centro.
Al iniciar la Emergencia Sanitaria por la Covid, las terapeutas del Centro capacitaron a padres de familia para que continuaran las sesiones a distancia, también realizaron videos y transmisiones vía Facebook, con la esperanza de regresar de manera presencial en la nueva normalidad, pero no sucedió, el DIF finiquitó su labor.

Al momento en que se hizo público la decisión de la directiva del DIF Estatal en desvirtuar lo establecido en leyes, decretos y tratados internacionales, con la desaparición del Centro de Autismo DIF, hubo una gran cantidad de reclamos por parte de los padres y familiares de los niños, lo que se intentó minimizar desde la dirección del DIF Estatal a través de boletines y publicidad.

Esta es una investigación periodística del equipo Octopus México.

*Algunos nombres y datos fueron modificados para protección.

Lo anterior se respalda en documentos oficiales.