“Skatos” del Jardín de Tequis prefieren rampas a galería escultórica

share on:
  • La noche del viernes, el gobernador inauguró la Galería en Tequis.
  • En un tumulto de reporteros, elementos de seguridad y secretarios particulares, fue evidente la brecha que existe con la comunidad.

“Hubiéramos preferido unas rampas o que nos quitaran los baches”, señaló Max, un chico de 18 años, integrante de una tribu urbana que se reúne por las tardes en el Jardín de Tequis para patinar en tabla.
Más de una decena de “skatos o patinetos”, adolescentes y jóvenes, practican skateboard en el andador central del Jardín de Tequis, a pesar de la inconformidad de vecinos y paseantes.


Max, un “patineto” con “preparatoria trunca” pero conocedor del arte contemporáneo, ya que “su familia es de artistas”, nos confesó su desagrado a las obras escultóricas que ya se exhiben en el Jardín de Tequis, “estoy familiarizado con el buen arte, con las buenas obras, las que pusieron no me parece lindas, son banales”.
Aunque recalcó, “me gusta el arte contemporáneo”. Señaló que le parece positivo que el Gobierno promueva el arte y la cultura, “yo apoyo el arte, me gusta que impulsen el arte”, sin embargo, “las obras que pusieron son malas”.

Nos dijo que nunca hubo una intención de acercamiento por parte de las autoridades, no fueron incluidos en el gran proyecto que coordina el Consejo Consultivo del Centro Histórico, que dirige Horacio Sánchez Unzueta.
Nunca de los nuncas, fueron involucrados en la actividad cultural, al contrario fueron criminalízalos, fueron desalojados en varias ocasiones por policías, las modificaciones e instalación de esculturas se realizaron din aviso, situación que los desconcertó “como banda que concurrimos seguido aquí, comenzaron a pasar cosas raras, se iba la luz, los policías nos corrían, no estábamos informados de las esculturas”, aseveró Max.
Dijo que sí les hubieran preguntado, ellos “hubieran preferido unas rampas o rieles”, o por lo menos mantenimiento al piso, “que nos quiten los baches de esta parte, sólo que tapen los baches, ya que sólo estamos reservados a esta zona”, externó el skato.
Le preguntamos si estaría dispuesto a irse a patinar a otra pista, nos dijo que no, la razón es que “Tequis es céntrico, por eso venimos aquí”.

María Inés, una chica “skata”, comentó que antes batallaban porque “no había luz”, situación que cambió con la nueva Galería Escultórica.
Ella, comparte el mismo sentir que Max, las esculturas no son de su agrado, “las obras son llamativas pero terminan siendo estorbosas, perooo nos tocará adaptarnos, ya se hizo”, señaló a manera de conformidad María Inés.
Nos confesó que su banda suele ser criminalizases, “siempre nos culpan, aunque seamos cuidadosos”, respecto a diversos accidentes en el Jardín, “algunas personas se accidentan en la tabla por intentar desviar la patineta, porque alguien no quiso quitarse del camino”, explicó. Esto debajo que “van en la patineta a velocidad alta, es difícil esquivar, frenar de golpe, los que caminan no quieren cambiar de dirección, no tienen conciencia de eso”, dijo María Inés.
Por último, Daniel, un skato de pocas palabras, a él sí le gustaron las esculturas, “me parece una obra de arte”, fue todo lo que expresó.