Migra La Logia Facebook a chat WhatsApp, de espectadores a cómplices de explotación sexual

share on:
  • Foros clandestinos donde se promueve sin restricciones la explotación sexual.
  • Perfiles que ofrecían servicios de prostitución en La Logia son los mismos que solicitan “chicas de amplio criterio” en grupos de oferta laboral.

Desde que fue exhibido y bloqueado el grupo Facebook La Logia SLP, algunos de sus integrantes migraron por invitación a chats.
Son diversos grupos en WhatsApp y Telegram, difícilmente se logran detectar, donde se comparte contenido ilícito, imágenes y videos de actos sexuales, mujeres desnudas, pornografía infantil, servicios de prostitución, porno gay, entre otros.
No se trata de un foro nuevo, sino de un espacio que está de moda y al alcance de cualquiera, menos de las autoridades. En el aislamiento social por la pandemia de la Covid incrementaron los consumidores digitales, por ende la difusión de contenido ilícito, el comercio sexual, los delitos cibernéticos, explicó Ricardo Galindo Ceballos, director general de Tecnologías en Seguridad Pública SLP.
“Usar una red social o un chat es lo mismo que transitar una calle, donde interactúas con desconocidos”, añadió el titular de la Policía Cibernética.

Dos personas nos narraron cómo fluye la clandestinidad desde el chat denominado “Perrón”.
Fue creado en el 2017 con un número telefónico de Aguascalientes, tiene aproximadamente 200 participantes en su mayoría desconocidos entre sí, al parecer hombres pero es incierto podría haber mujeres, entran por invitación, algunos curiosos permanece minutos y de inmediato abandonan la sala.
Hay contactos con números telefónicos de SLP, Zacatecas, Querétaro, Aguascalientes, Veracruz, Tabasco, Guadalajara, CDMX, Sinaloa, EUA, Colombia y España.
Uno de los administradores, a quién denominaremos “Juan” es quien más sube videos y fotografías, tiene un número telefónico de SLP, en su perfil usa una imagen de un hombre con uniforme de ferrocarrilero sobre una locomotora, fue él quién compartió la liga del WhatsApp en el extinto grupo Facebook La Logia.
“Pasen packs”, escribe alguien cerca de las 3 de la tarde, a los minutos un acomedido, “Manuel”, sube varios videos donde predominan los senos de varias chicas, después otros dos integrantes “Paco” el cual tiene en su perfil una imagen de un hombre con chaleco de MC y “Luis” suben imágenes de glúteos femeninos, “Manuel” responde con un sticker de dibujos animados en posición sexual “de perrito”, mandar stickers de sexo también es considerado delito.
Aunque son más de 200 participantes, la interacción no rebasa a 15 contactos, los demás son observadores que sacian su morbo.
Un contacto con número de Utah sube una imagen de una mujer con lencería roja su rostro lo cubre una máscara, alguien escribe “rico mami para …”, otro más pone “con máscara o sin …” y así toda la tarde, pareciera una violación tumultuaria, no hay quién ponga un alto. Por la noche la actividad aumenta, se intercala material ilícito entre la llegada de nuevos participantes y la salida de otros.
En la madrugada un número de la Huasteca sube el link de otro chat prohibido, dura pocos minutos vigente, al parecer se trataba de un grupo para consumidores de pornografía infantil por la imagen hentai de la liga.
En otro día de complicidad ilícita digital, un número de Guadalajara sube una fotografía de una mujer en babydoll y pregunta, “alguien tiene más de ella”, de inmediato le responde con un sticker alguien con número de Oaxaca. Esa imagen de la chica en babydoll ya había sido compartida en La Logia Facebook, “aquí tienen mi pack soy de SLP”, son formas de ofertar servicios sexuales.


En estos grupos todo es permitido, los proxenetas virtuales invitan a ingresar a chats de “prostitutas”, explotación sexual en otro nivel, no hay restricción de edad, es el edén para cualquier depredador.
Entonces “Manuel” sube una decena de imágenes y videos sexuales “reenviados”, léase “reenviados”, es decir que ya pasaron por varios usuarios, donde aparecen niñas de aproximadamente 12 a 16 años, estremecen las imágenes tan rosas tan perversas, más nadie se perturba, al contrario lo emula “Alex” un contacto con número de SLP. Y así toda la noche, hasta la madrugada el fervor de la clandestinidad en WhatsApp.
Cerca de las 5 am se comparten contenidos gays, un contacto con número telefónico de Colombia es el más activo en eso, además es uno de los administradores, siempre sube contenido donde aparecen jóvenes negros en posiciones pasivas, los machos alfa del chat disimulan y nadie responde, por lo menos no de manera pública.
Por la mañana varios abandonan el chat, alguien escribe “a todos les dió miedo por lo qué pasó en la Logia”, entonces un ingenuo también con número telefónico de Colombia pregunta, “qué pasó”, “Juan” el administrador del chat comparte el link de un periódico de SLP, donde se habla del grupo Facebook La Logia, el encabezado dice, “hasta 4 años de prisión por compartir packs de mujeres”, un silencio virtual transcurre un par de horas y sin movimiento pero por la noche de nuevo se activa el tráfico de contenido sexual.

Explica Galindo Ceballos, que la Policía Cibernética cuenta con herramientas para acceder a estos chats, y que ya se le da seguimiento.
Comentó que, “la mayoría de los participantes suelen ser menores de edad”, adolescentes que les causa curiosidad, por lo que los adultos que participan en el chat cometen el delito de “corrupción de menores”, tipificado en el Código Penal.
Y aunque estos menores de edad consideran un logro ser partícipes de un grupo “macho alfa”, realmente corren un latente peligro, porque suelen ser manejados por redes internacionales de trata de personas, algunos participantes se conectan desde centros penitenciarios por ejemplo, “el Penal de Santa Marta Acatitla, lugar donde se registra el mayor número de llamadas de secuestro virtual”, acotó el titular de la Policía Cibernética.


En el grupo “Perrón”, se pueden ver las fotografías de perfil de los participantes, con su novia, otros con sombrero y botas, hay cholos, hombres adultos y rudos, otros con hijos, jóvenes con pose de galán que se toman selfie en el espejo del baño y los adolescentes, su rostro con rasgos pueriles los delata.

Estos chats, son “revisados” por la policía, cuando se activan alertas de desaparición de niñas y mujeres, “se revisa si existe algún contenido de la chica desaparecida”, comentó Ceballos Galindo.
Lo que significa que se podría estar saciando el morbo de los miembros de la Logia SLP con “packs” de alguna chica secuestrada, obligada a realizar actos sexuales, o tal vez el “pack” de una víctima de feminicidio.

De acuerdo con el director de la Policía Cibernética, se analizan las cuentas para determinar tipos de perfiles. Aunque es complejo saber con certeza quiénes están detrás de las cuentas que promueven el contenido ilícito, podrían ser más de dos personas.

Desde el extinto grupo Facebook La Logia, un perfil supuestamente de una chica con rostro angelical y cabello rojizo, ofrecía servicios sexuales, “500 la hora, incluye oral, posiciones libres, cachondeo y eyaculación”, decía el anuncio en Facebook con múltiples faltas ortográficas y una imagen de una chica en lencería que no coincidía con la picture profile. Un mes antes el mismo perfil angelical había publicado en otro grupo donde se anuncian ofertas laborales, “solicito chicas de amplio criterio para trabajar de lunes a sábado, excelentes comisiones”, sin una sola falta ortográfica, anuncio que tuvo gran convocatoria entre la chaviza que respondía, “más información porfa”.


Había otro más del mismo perfil “busco para volanteo, de 12 a 5 pm repartir volantes en cruceros, el pago es de 200”, este al igual que el primero tenía errores de ortografía.
El administrador del chat “Perrón”, a quién nombramos “Juan”, el ferrocarrilero, figura también en un chat de ofertas laborales bajo el mismo rol, no hay ninguna oferta de trabajo en ese grupo, es sólo un truco. Al ingresar se te advierte “si tienes una oferta personalizada deberás mandar un mensaje en privado al contacto seleccionado” le sigue un emoticón de guiño y se restringe la participación de contactos, es como entrar a una habitación vacía con cientos de puertas, todos te observan como mercancía, decía uno de nuestras fuentes.

La realidad es que los participantes de La Logia Facebook y del chat Perrón pasan de espectadores a cómplices de delitos federales en materia de Trata de Personas. Al ser foros donde se “sube” material de carácter lascivo y sexual, y al ofrecerse servicios de prostitución; ambas son formas de explotación sexual de mujeres, adolescentes, niños y niñas. Esta actividad ilícita mueve fuertes cantidades monetarias en todo el mundo, es por ello que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), colabora a nivel internacional para combatir el abuso y el comercio sexual.*


La clandestinidad del chat propicia que se agreguen menores de edad al grupo, los cuales además de ser corrompidos con la pornografía que se sube, corren un peligro latente si son captados por los depredadores sexuales que acuden a estos foros con esa intención.

Las dos personas que amablemente colaboraron con este medio en narrar y mostrar cómo operan los chats ilícitos, coincidieron en que a partir de su acceso a esos grupos, comenzaron a recibir llamadas y mensajes de texto de números desconocidos.

*Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de estos Delitos.
**Informe de la Embajada EUA