Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Lleva a su perrita para un baño y se la entregan muerta

Redacción

La clínica veterinaria Dakotavet sólo se hace responsable de la necropsia y la cremación.

La propietaria presentará denuncia en la Fiscalía General del Estado.

El lunes pasado, Esmeralda Rangel llevó a su perrita a servicio de baño y corte a la veterinaria Dakotavet, ubicada en la avenida Industrias, al recogerla los trabajadores le informaron que la canina había muerto.

Lo anterior fue comunicado por Esmeralda Rangel, dueña de la mascota, quien informó que este lunes por mañana la llevó al inmueble para que le bañaran, donde le indicaron que la recogiera a las 18:30 horas.

Al regresar a la clínica preguntó por su perrita, pero no le daban razón después de varios minutos. Finalmente salió el médico veterinario, quien  le reportó que estaba  sin vida.

El zootecnista le refirió que cuando la bañaron sufrió convulsiones, motivo por lo cual le hablaron de urgencia para auxiliarla. Aunque minutos después arribó para darle los primeros auxilios, ya nada pudo hacer para salvarle la vida.

La denunciante reprochó que el médico no le quiso proporcionar los datos del empleado que recibió a la perrita, y solamente se comprometió a cubrir los gastos de la necropsia y la cremación.

Derivado del fallecimiento, Esmeralda llamó a la policía municipal para que tomaran conocimiento de los hechos. Al llegar atendieron el reporte ciudadano y los detalles vertidos por el encargado de la veterinaria.

Aunado a que presentará una denuncia ante el Ministerio Público de la Fiscalía General del Estado (FGE), indicó que los policías le informaron la existencia de un antecedente similar en el lugar.

«Estoy muy enojada y desconcertada. Cómo es posible que la hayan matado. No es posible y no hay justificación de lo que

hicieron. De verdad espero que no solo se hagan responsables, sino que se me explique el motivo de la muerte de mi cachorra. Les digo a todos que revisen a quien le confían a sus mascotas, porque hoy nos vamos con un cadáver y una impotencia inexplicable», exigió.

Compartir nota:

Notas relacionadas